domingo, 9 de septiembre de 2018

Després de les vacances



Després de l’aturada d’estiu tornem-hi.
És curiós com poden canviar certes percepcions de temps i hàbits.
Hi ha qui ha passat un temps encara amb més estrès que durant el temps laboral, viatges, festes, gresca...
Personalment prefereixo gaudir del temps, una immersió en l’espai personal, en la tranquil·litat i la percepció de la generositat de la natura i de la família, tot això permet tornar a la ciutat amb noves percepcions.
Un dels aspectes que més m’impacten en el retorn és la TV.
El darrer dia he seguit , entre encuriosit i atònit, l’entrevista al “senyor” Rivera, les cometes són pel seu paper. Com veu el món si percep la TV3 com un conjunt de mentides?, quina percepció té de la realitat si veu ofenses a dojo?, com vol governar si ho fa un dia?
Vist des del retorn vacacional veig la TV com una invasió del meu espai privat, especialment si no hi presto atenció i si consenteixo que s’ompli casa meva de fenòmens que em són  aliens.
L’entrevist amb aquell em desperta unes sensacions terribles, veure que en nom de no sé què es vol silenciar la majoria, em produeix un terrible calfred.
Segueixo veient TV. Durant el mes d’agost la tele ha sigut el paradís del silenci, sols algunes vegades connectant per veure que em deien que passava, alguna pel·lícula o trossets de Netflix...
Com a resultat de tot aquest garbuix em deixa un sentiment d’independència molt fort. Sento un rebutj a la connexió en directe, no vull que entrin personatges que em són aliens, m’imagino que passaria si algun dia aquestes sensacions les comparteixen molts ciutadans, fi de la TV com l’emeten avui, fi de la publicitat com la venen avui, m’imagino un altre món, més autèntic, silenciós i lliure, el temps dirà!

viernes, 20 de julio de 2018

Móviles y conducción


¡La culpa es del móvil!

Las estadísticas de los accidentes de tráfico de nuestro país son espeluznantes.
Los datos que se nos ofrecen son aterradores, pero la única pedagogía que se muestra para evitarlos deja mucho que desear.
Mensajes cariñosos, de dudosa eficacia, cuando vamos por la autopista:
 Motorista hazte ver
Conduce con atención
 Y un largo etcétera.
También tenemos los spots TV que atemorizan a más de uno.
 Las estadísticas que se ofrecen son más que penosas, preguntas que nos podrían ayudar brillan por su ausencia:
Experiencia de los conductores, horas conduciendo, situación laboral y familiar, tipo  de coche: antigüedad, potencia, velocidad en el accidente, hora del accidente, ocupantes del vehículo…
Lo que sí tienen claro es:
¡El culpable!
¡El móvil!
Resultado: más multas, menos puntos, conductores temerosos
Y:
Una propuesta:
Modo móvil
Vamos a pedir a todos los fabricantes de móviles que incluyan un nuevo modo.
Ahora que en muchos aviones se puede usar el móvil, pues resulta que pedimos una nueva función en los móviles, no sabemos si será para el coche, para el conductor, para los acompañantes o para los niños con su wasap.
Se ignora el porcentaje de conductores que usamos el móvil para que, con sus mapas, nos guíe, no siempre bien, pero su utilidad es innegable.
Creo que sería más inteligente que se aprovechasen los móviles para proporcionar información en ruta por parte de TRAFICO, que falta nos hace, a la vez que se pudiesen utilizar los móviles como cajas negras en caso de accidente.
La tecnología está para ser usada
Las leyes ¿sólo sirven para sancionar?
Unas carreteras con radares y limitaciones de velocidad, a menudo arbitrarias, poco ayudan a la conducción relajada y responsable.
Los sufridos conductores nos sentimos poco acompañados, menos informados y más perseguidos de lo sería deseable.

viernes, 13 de abril de 2018

Inteligencia política y delincuentes


Tengo un amplio abanico de dudas.
Tengo mucha mala leche acumulada.
Antes tenía dudas, hoy tengo certezas.
Dudo de los políticos, por suerte no de todos.
No creo en ESTE sistema político.
No creo en ESTA democracia.
El mundo ni es el que era ni lo volverá a ser.
Muchos políticos llegan al poder por sus habilidades, especialmente por su capacidad de chanchullo, en gaño y mangoneo.

El poder digital no consiste en tener información, es falso que la informació sea poder, el poder está más en la capacidad de manipular y engañar que en otra cosa.
El sistema de títulos español es un sistema corrupto: engaña a nuestros jóvenes, les vende humo y beneficia a los que están en el sistema.
Nos dirigen un mundo desconocido, donde el PODER quiere más PODER.
Su negocio es nuestro desengaño, que estemos quietos y que solo participemos en el teatro cada unos pocos años, después silencio.
Nos espera un largo túnel!