jueves, 28 de noviembre de 2013

Contra la Mayoría Absoluta

El monopolio del poder

Encuentro la siguiente definición de monopolio en Google:

Un monopolio es una situación de privilegio legal o fallo de mercado, en el cual existe un productor oferente que posee un gran poder de mercado y es el único en una industria dada que posee un producto, bien, recurso o servicio determinado y diferenciado. .. Wikipedia

Si en lugar de mercado ponemos política y contemplamos la distribución de poder en las Cortes Españolas, por ejemplo, tenemos que cuando un partido político tiene la mayoría absoluta se comporta como un monopolio: es el único que tiene el poder de decidir.

¿Fallo, inmadurez o "trampa"?

Nuestro sistema político está diseñado con cierta mala intención en cuanto funciona bien con la alternancia de poder. Esta funciona dando cierta estabilidad e impidiendo que otras alternativas tengan posibilidad de incidir en el funcionamiento político.
Tenemos dos grandes partidos que funcionan en períodos de estabilidad alternándose en el ejercicio del poder.
En España tenemos una trampa añadida al sistema:
Los partidos que tienen el poder suelen ser un bloque, compacto y disciplinado que obedece las órdenes del grupo dirigente.
La trampa está en el diseño del sistema: se basa en un modelo que dificulta e impide cambios políticos, a la vez que bloquea los diferentes grupos y opiniones que pueden surgir de la sociedad.

La situación actual

Estamos Al borde de la Utopía, una situación que puede permitir una elevada participación de los ciudadanos en las decisiones del poder.
Nunca se había dispuesto de la capacidad de voto como actualmente: móviles y ordenadores pueden ser sustitutos de las urnas.
El poder de las posibles redes sociales puede ser tan grande como se pueda permitir la sociedad.
Nuestros políticos tiene miedo a la voz de los ciudadanos: se blindan y ponen todo tipo de palos a las ruedas para evitar que tal participación progrese.
Creo que esto puede y debe cambiar

El poder decide, tú te callas!

Cada período electoral se elige un partido con un líder que nombra su gobierno.
OK!
Pero ¿qué contrato establece con la sociedad?
¿Qué sucede si no se cumple dicho contrato?
¿Los ciudadanos no podemos participar?
¡Tenemos una constitución a lo Moisés: grabada en piedra o se lee y acepta o se rompe...!
Creo que esto DEBE CAMBIAR.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada